Gracias Lempira Y Turismo
Gracias Lempira Y Turismo
 
Imagen
 
Gracias y el turismo
GRACIAS, LEMPIRA
PRIMERA FUNDACION 1536
Fue hecha en el pueblo aborigen de OPOA por iniciativa de DonGonzalo de Alvarado sobre una orden indirecta de Don Pedro de Alvarado y en nombre del rey de españa en el mes de octubre de 1536.

SEGUNDA FUNDACION 1537
Fue llevada a cabo por mandato del licenciado Don Francisco de montejo o por el mismo,en la vega de mongual,actualmente las flores,en nombre del rey de españapor el mes de marzo de 1537.

TERCERA FUNDACION 1539
Se efectuo en el sitio que actualmente ocupa,al pie de celaque y en la orilla izquierda del rio arcagual,afluente del rio mejocote,por Don Juan de Montejo,hermano del gobernador Montejo por mandato del adelantado don Francisco de montejo el 14 de denero de 1539
EPOCA COLONIAL
AUDIENCIA DE LOS CONFINES 1544
La importancia de Gracias fue en aumentos, a tal punto que, habiendo creado el Rey la audiencia de los confines, a la que le señaló por asiendo la villa de Valladolid, en la concepción de Comayagua, el Lic. Don Alonso de maldonado, a quien nombro presidentede ella dio la preferenciaa aquella ciudad para esstablecerla; y asi se instaló el Trubunal en Gracias el 16 de Mayo de1544, habilitandose para sus seciones y para alojamientodel presidente por no haber cosas Reales, la casa del cura, cuyo alquiler se mandó a pagar por el Rey.
Luego que se asento a la audiencia, se pregonarón alli las reales ordenanzas sobre la libertad de los indios, los que en gran parte se debian al obispadode chiapa Fr. Bartolomé de las Casas este por la inobservancia de ella, hizo viaje en 1545 a Gracias, a demandar apoyo de la Audencia para su ejecución. Asi tuvo Gracias la señalada honra de dar albergue en su seno al venerable apostol de las indias. El P. Las Casas con el Obispo Marroquin, de Guatemala y el obispo de Pedraza de Honduras, consagro en la misma ciudad al obispo de Nicargua, Fr. Antonio de Valdivieso.
Pero si bien Gracias llanaba las condiciones de una capital, los Oidores encontraron pretextos que alegra para pedir que la Audiencia fuera trasladada a Guatemala, el primero que lo hizo fue el Lic. Pedro Ramirez, en carta de 25 de julio de 1545, dirigida al Rey y renovó la solicitud al Lic. Don Alonso López de Cerrato susesor de Maldonado en 1548.
Y consedia la autorización por el monarca, trasladó la Audiencia de Guatemalaen 1549. El Gobierno que el Presidente de ella ejercia directamente en Honduras cesó en 1552, al nombrarse gobernador de la Provincia a Juan Pérez de Cabrera.

FRAILES MERCEDARIOS 1550
Muerto Perez de Cabrera, la Audiencia descubrió al Rey, en 1555, que convenia que en Honduras no hubiera sino un Alcalde Mayor, y nombro con tal carácter provisionalmente a Pedro de Salvatierra. Asimismo le manifesto ser conveniente proveer los Obispados de Honduras y Nicaraguay en nadie mejor que en religiosos que sabia que las lenguas. Las ultima insinuació no fue atendida, pues ninguno de los religiosos que vinieron a estas tierras fue nombradoObispo Pero no fue necesario este nombramiento para que ellas atrajeran a los indios al cristianismo.
En 1550 habia pasado a Indias Fr. Nicolas del Valle, quien residió en las provincias de Guatemalay Honduras, habiendo fundado dos monasteris de la Merced, el de la ciudad de gracias y el del pueblo de Tencoa, que defencia de aquella, y era comentador del ultimo. Con el vino también Fr. Francisco de Cairia. En el mismo año se habian embarcado en España para Honduras, en la nao la CONCEPCIÓN, Fr. Fernando de Arbolancha y Fr. Andres de Laso, religiosos que desembarcarón en puerto caballos, trayendo dos tercios de toneladas de libros y vestuarios en Marzo de 1551 ya estaban doctrinando los indios de los pueblos de la ciudad de Gracias. Al doctinarlos hacian el aprendizaje de las lenguas indigenas. La labor que desarrollarón ellos y quienes les sucedieron fue de tal manera eficaz que el idioma español se arraigo pronto en aquellos pueblos, lo que facilitó su conversión. ¡ Gloria a aquellos humildes religiosos, factores principales de la obra buena de la colonial.
Para sustituir al primer Obispo de Honduras, Fr. Cristobal de Pedraza, que habia muerto, fue nombrado Fr. Jerónimo de Corella, quien trasladó la sede del Obispado, de Trujillo a Comayagua. Este, en carta de 20 de Febrero de 1564, decia el Rey que, despues de consagrarse en la ciudad de México, quiso enviarle la fe del juramento exigido por el derecho canónico, y se lo impidió la ocupación del largo viaje hasta Honduras; per ahora se lo enviabacon Fr. Nicolás del Valle, religioso de la Merced y Comendador del punto de Tencoa. Agregaba que, en Comayagua, donde residia, tenia un preceptor de Gramitica muy hábil y habia empezado un colegio para los hijos de vecinos y conquistadores; y lo demás que aquí se trabajaba en servicio de Dios y en la conversión de los indios, lo diria Fr. Nicolas, como testigo de vista o personaque habia trabajado en esta tierra mucho, en la predicación del Evangelio y doctrina de los naturales.
Fr. Nicolás fue a España, en elector por negocios de sus conventos de Honduras; y terminando volvio en 1566. Allí hizo saber que por la tierra de honduras muy pobre y enferma, los dos conventos de Gracias y Tencoa padecian pobreza y pidió para cad uno un misal, un cáliz y un ornamento completo. Como en aquellos tiempos la Real. Haciendo previa a los religiosos de america, de vino para el santo sacrificio de la misa y aceité para la lampara del Santisimo, Fr. Nicolás le pidió tambien esta merced para los mercedarios de Honduras “que predican el santo Evangelio y hacia el mismo futuroque los de san Francisco y santo Domingoy que por no se les haber hecho esta limosna hasta aquí, habian padecido necesidad y la tenia al presente”. Dice Fr. Pedro N, Pérez en su obra RELIGIOSA DE LA ORDEN DE LA MERCED QUE PASARON A LA AMERICA ESPAÑOLA, que Reales cedulas de fechas inmediatas a las peticiones prueban que éstas fuerón atendidas y el tumbre consedio a Fr. Nicolás todos lo pedido para su convento de Honduras esta era la clase de negocios con quue fue Fr. Nicoás a España.

AUDIENCIA DE NUEVA ESPAÑA1563
Por Real cédula de 8 de Septiembre de 1563 se habia mandado a trasladar la Audiencia de Guatemala a Panamá. Dividido el Reino de Guatemala entre la audiencia de Panamá y la nueva España, quedó en la jurisdicción de èsta la ciudad de Gracias; pero no hubo en ella la alteración por este suceso.
Restablecio por cédula de 28 de Junio de 1568 la Audiencia de Guatemala, quedo Gracias en la jurisdicción de ella, como al crearse la Audiencia de los Confines.
Entretanto habiendose mandado ha restablecer la Gobernación de Honduras, la habían servido D. Alonso Ortiz Elgueta y su teniente Hernando Bermejo, de 1562 a 1567, habiendo sido el susesor en este ultimo año, D. Juan de Vargas Carbajil. Este fue sustituido, en 1573 por D. Diego de Herrera, quien no vino a gracias por haber dispuesto quedarse en San Pedro Sula con los Oficiales reales; pero en el mismo año se traslado con dichos Oficiales a Comayagua que Fue desde entonces la Capital de la Provincia de Honduras, como ya lo era del obispado.

VARIACIONES DE LA CIUDAD 1571-1594
En 1571, según el geógrafo Juan López de Velasco, la ciudad de Gracias contaba con cincuenta españoles más menos, treinta y cinco de los cuales eran encomenderos. Lòpez de Velasco decia además que habia en ella “ un menasterio de la Merced y en su jurisdicción sesenta y un pueblo de indios y en ellos como tres mil tributarios” .
En 1582 el gobernador Alonso de Contreras Guevara decia:
“ La ciudad de Gracias a Dios es pueblo de Españoles: tiene treinta y cinco que los demás de ellos tienen pueblo de indios en encomienda. El gobernador de Honduras tiene en esa ciudad un teniente de gobernador que administra justicia en ella sin salario”.
En el informe relativo a la visita que Fr. Alonso Ponce hizo en 1586 a la PROVINCIA DE SAN JORGE, de Nicaragua y Costa Rica, Funda por Fr. Pedro Ortiz, su primer Maestro Provincial, se lee:
“ La ciudad de Gracias a Dios es el mejor temple que hay en la provincia de Honduras; danse en ella todas las frutas y legumbres de castilla y mucho sumo de trigo, por allí se coge el fino liquidámbar; tiene muchos naturales y estaria muy bien allí un convento de nuestra orden si le dicen algunos indios de visita y seria el mejor que hubiese, por ser tan bueno y apacible el temple: en esta ciudad estuvo antiguamente la audiencia de los confines que al presentarse esta en Guatemala”.
La orden a la que se refiere el informe es la de Franciscanos, lo que ya contaban en Comayagua con una casa que habia fundado Fr. Pedro Ortiz en 1575, y según carta que est dirigió de Comayagua al Rey en 15 de Abril de 1578, ya habia poblado otras casas entre los indios si hubiera encontrado en el Gobernador Contreras Guevara el mismo color y favor que en D. Diego de Herrera para la primera fundación pero confiaba en que los haria porque “más habia de poder Dios que el diablo”.
Francisco Valverde de Moncada dice en 1590:

“Gracias a Dios tiene ciento veinte vecinos españoles, dos mil ciento ochenta y ocho indios;es muy abundante de trigo y maiz; dánse en ella todo los generos de legumbres que en cualquier lugar fértil de España. Tiene mucho ganado mayor y menor; muchas yeguas crianse cada año docientas cuarenta mulas”.
Juan de Piedra escribe en 1594:
“La ciudad de Gracias a Dios está de comayagua treinta leguas y de la villa de Sant Miguel otras tantas y del punto de caballos otras treinta y cinco leguas; está ciudad acentada en el llano, buen temple de tierra, ni fria ni caliente; es sana y tendra más de setenta vecinos”.
Se ve, pues, que en veintitres años, de 1571 a 1594, ha variado la cifra de la población de Gracias descendiendo unas veces y acendiendo otros alcanzando la mayor altura en 1590, ignorandose las causas.

VARIACIONES DE LA CIUDAD 1628-1758
En cuanto al regimen interno de la ciudad, de 1628 a 1643, dice Juarón:
“ La ciudad de Gracias a Dios tiene dos Alcaldes. Alguacil Mayor, en 1500 tostones, año de 1628: Alférez Mayor, en 800, el de 635: Depositorio General en 600, el de 630: 4 regidores en 800, el de 630. Provincial de la Hermandad, en dos mil pesos, Alcalde de ella. Escribano Público y de Cabildo, en mil pesos el de 1643”.
En 1660 se le habia segregado a la tenencia el corregimiento de tencoa, el que fue incorporado a Comayagua. Este Corregimiento se habia creado por el Presidente de la Audiencia Dr. D. Antonio Gonzales en 1572, con docientos pesos de minas de salario de ciento cincuenta pesos, habiendo proveído otro en 1751 en tacazquin y Cururú en terminos de Comayagua, con salario de cien pesos.
La sociedad de Gracias venia desarrollándose en un medio en que puede decirse que la religión formaba el principal cuidado. De este medio surgio la ilustre religiosa Da. Ana Guevara que era decendiente de una respetable familia de aquellas ciudades y cuya VIDA, escrita por el P. Antonio de Siria, fue impresa en Guatemala en 1716 por Antonio de Velasco. (*) El historiador García Paláez dice acerca de ella: “ Fue esta señora natural de San Vicente, de la provincia de San Salvador, Hija de D. Juan Guevara Jovel, de las Islas Canarias, y de Da. Beatriz Lòpez Pineda, de la ciudad de Gracias. El autor anuncia en el prologo la historia de una mujer que lo fue solo en el sexo pero muy baronil en el animoy más de humana erfil espiritu”. El autor de la VIDA, después de decir que D. Juan Guevara Jovel era de conocida hidalgua, dice de Da. Beatriz “ que era natural de la ciudad de Gracias a Dios, en la provincia de Honduras, igualmente noble aunque muy poco de otros temporales bienen en cuyo lugar le concedió el cielo la rica dote de la gracia y de la virtudes” y que “tal habia de ser la raiz que sazonando en poco años nueve frutos de su matrimonio deshagó en su cuarta hija lo más noble de su fecundidad, porque habia de ser ( como la misma madre inspirada de Dios salia decir) la corona de sus hermanos, lustres de su familia y el mayor blosón de su pobre casa” Murió de Ana de 74 años el 17 de mayo de 1713. En la formación de tal medio se veia el poderoso influjo de las comunidades religiosas.
Estas, en el Reino, continuaban gozando del subsidio que el fisco daba para vino, cera y aceite; pero de 1720 a 1729 el gasto por tal motivo fue de cerca de cien mil pesos, por lo que el Rey ordeno que no sé continuara dando.
Por estos años Gracias sufrio las consecuencias, de la paralización del beneficiode las minas por la falta de trabajadores.
A los aborigenes se les habia liberado de pagar alcabalas por su trafico y sólo cubrian al fisco el tributo anual que era bastantemódico; pero asi y todo esta contrubución era un importante auxiliar del Tesoro Público, pues solo un año, fue de 5837 pesos en el partido de Gracias.
En Cambio la utilidad que los diesmos daban a la iglesia de Honduras nunca fue de consideración. En 1752 la que alcanzarón en la jurisdicción de Comayagua y en los partidos de Gracias, San Pedro Sula, Olancho y Tegucigalpa, fue apenas la de 1.775 pesos despues fue el aumento el producto dió seis mil pesos en 1753, siete mil proximamente en 1754, habiendo habido bajo en el año siguiente, y 6.234pesos en 1756
Una producción alagadora fue la del añil, pero nunca rindió tanto como el tabaco que se sembraba en Gracias.

LA TENENCIA DE GRACIAS 1758
Al venir D. Fulgencia Garcia de solis de gobernador a comayagua, nombró un Teniente para Gracias, pero en ese partido se habia adoptado la costumbre que ejerciera la Tenencia del Alcalde de la ciudad. El cabildo reclamo a favor de la costumbre alegando que los alcaldes no gravaban a las partescomo injustos derechos, como lo hacian los Tenientes en otros distritos; pero el rey resolvió 1761 el Gobernador nombrara los Tenientes de aquel partido, escogiendo personas de la confianza, debiendo los nombrmientos de ser confirmados por la Audiencia.
En 1763 el gobernador D. José Saenz de Bahamonde nombró Teniente de Gracias, en sustitución de D. José de Rivera, que había reunido , a D. Miguel García de Jalón, quien ya habia ejercido aquel cargo con rectitud. Estos nombramientos no fuerón ya reclamados.
A este tiempo se habia dado un nuevo arreglo a las ramas de alcabala plovora y naipey se había emprendido una actitud persección contra el contabando de aguardiente. El disgusto producido por estas medidas vino a acrecentarse por haberse ordenado el estaticodel tabaco en cédula de 2 Enero de 1766. Se hicierón representaciones en Guatemala y vinierón de Nicaragua memoriales en que se suplica pedir al rey que remediara los inconvenientes, porque podrian de haber asesinatos, robos y otros males. Don Ponciano Agrada, Vecino de Gracias fue más lejos en carta que dirigio al ayuntamiento de Guatemala, pues manifestaba que no era bastante el alivio de la situación sino que podría sufrir monoscabo la obediencia del soberano, alterandose la tranquilidad y planteandose el germen de graves males. Las autoridades hallarón medios de conjurar los disturbios.
En 1778 ejercia la Tenencia de Garcia D. Miguel Machado, siendo Gobernador de la provincia el Coronel de Agustin Pérez Quijano. Este fue residenciado con sus Tenientes por D. José Marin, Barón de Ripedá, quien, siguiendo el dictamen del asesor letrado de juan Manuel Zelaya, obsorvio al gobernador y al teniente machadoy otros de todo cargo.
A finales de octubre de 1779 se puso en Guatemala que el castillo de San Fernando de Omoa habia caido en el poder de los ingleses. El General de Matias de Galvez marcho inmediatamente sobre aquel puesto, y el 29 de Noviembre habia recobrado la fortaleza. En 1782 preparo al senor Gálvez una expedición para arrojar a los ingleses de Roatán y otros puntos de la costa Norte. Llevo fuerzas de varios distritos, uno de estos el de Gracias. D. Miguel Machado se incorporó a ellas con doscientos hombres, equipado a sus expensas. Gálvez zarpó de Trujillo a Roatán y el 10 de Marzo, y el 17 habia obtenido la victoria, preparando Roatán y capturandolos establecimientos que tenian los ingleses en Guanaja y Morata; y luego volvio o Trujillo, de donde pasó a Quepriva y La Ceiba, la que tomo la primera el 30 de Marzo y la segunda el 2 de Abril. En la reconquista de Roatán se distinguio D. Juan Beltrán. De Gracias, con su compañía; y en los otros dos puntos, el Subteniente D. José Ballesteros y Navas, de las milicias de Gracias.
El 17 de misno Abril escribía Gálveez al Rey que las tierras más fertiles de esta colonia eran las de San Pedro Sula, Comayagua y Gracias, lugares tiranizados por los comerciantes de Guatemala.
D. Antonio de Alcalde, en su DICCIONARIO GEOGRAFICO HISTORICO DE LAS INDIAS OCCIDENTALES O AMERICA, público en 1787, dice de Gracias:
“GRACIAS A DIOS, Ciudad de la provincia y Gobernación de Honduras, en el reino de Guatemala, fundada por el Capitan Gabriel de Rojas el año de 1530, aumentado mucho despues por Gonzalo de Alvarado el de 1536, es de muy corto vecindario, tiene dos conventos, uno de religioso del orden de San Francisco y otro del de la Merced, dista 30leguas de la ciudad de Valladolid o comayagua”
Como se ve, Alcedo equivoca la fecha de la fundación y el nombre de fundador y confunde esta ciudad con el cabo de Gacias a Dios, a donde hizo una expedición Gabriel de Rojas. Gonzalo de Alvarado no fue más que alcalde de la ciudad fundada, por Juan de Chavez en 1536. Convento de San Friscano nunca lo hubo en Gracias.

SUBDELEGACION DE COMAYAGUA 1788
Organizada la provincia de Honduras o comayagua conforme a la ordenanza de intendentes en 1788 Gracias quedo convertido en Subdelegación parece que el primer subdelegado que nombro en Gracia el Coronel D. Juan Nepomuceno de Quezada, Gobernador intendente de la provincia, fue el subtenienteD. José de Ballesteros y Navas que tambien puesto dijo su nombre en la recuperación Queprima y La Ceibaen 1782. a este susedierón varios por breve tiempo, entre ellos D. José Antonio Milla, D. Francisco Aviles, D. Francisco Cabos, D. Mariano Machado. D. José Santiago Milla y D. Crescencio Zelaya. Quienes ejercierón varias veces el cargo fue D. José Jeronimo Zelaya, pues aparece desempeñando dos veces en 1799, de 1804 a 1809 y de 1817 a 1819.
Entre tanto el culto al tabaco por los becinos de Gracias se habia desarrollado con gran éxito en los Lanos de Santa Rosa, lo que dio ocación a que se fundara por ellos la ciudad de este nombre y ya que en 1785 se estableciera allí una Real Factoria de tabaco con el costo de 19.600 pesos siete años despues se hicierón exportaciones de este articulo a España y Mexico por valor de ciento sesenta mil pesos. Con todo en 1797 apenas habia cuatro cosas en Santa Rosa. Pero ya en 1815 habia creado su vecindario contaba de 300 familias, estaba contruida su iglesia y era centro de mucho comercio: hoy es una de las más importantes ciudades de la Republica.
De esta ciudad se elevó con fecha 20 de Noviembre de1804 el gobierno Superior del Reino una exposición de las que dice historiador García Peláez haberse encontrado copia “sin recordarle nombres de su autor”. En ella se manifiesta la necesidad de que los doce mil indios xicaques situados en la Costa Norte en la región comprendida entre Omoa, San Pedro Sula, Valle y aldea de Yoro, Yoro, Olanchito, sonaguera, Oviedo y Trujillo, fuerón objeto de la atención al Rey, promoviendo su conquista que seria facil, con la cual se pondrian escollos al ilucitoque dentro de otros años, seria la más rica en su comercio por sus proporciones y frutos . decia el autor que el arbitrio que al efecto habia concebido a fuerza de desvelo era el que se pusieran cuatro o seis pueblos de cincuenta familias de milianos instruidos compartidos en aquel angulo de tierra, cada cual con su capitán y capellán y si era posible, que fueran religiosos misioneros, pero que éste el que les acomodaba a estos gentiles, pues aborrecián demasiado al recoleto.
Esta iniciativa, que da a conocer el celo celo de su autor por el vien de las provincias, honra a la subdelegación de Gracias por ser uno de suus pro hombres y hace a aquél cuyo nombre no podra remoderarse por ser desconocidos acreedor al recomocimiento de la prosperidad como lo fue al de sus contemporaneos.


EL BULERO
Con el convento de la merced se relaciona la tradición del BULERO, sobre la que escribio tres interesantes articulos el deoctor escritor D. Jeremias Cisneros y de la que siguiendo a éste, damos a continuación un resumen.
En el siglo XVIII, sin poder precisarse la fecha llegó a Gracias un vendedor de balas papales para que pudiera conservarse carne en los dias en que la iglesia los prohibe. El bulero que trataba de aumentar sus haberes, tomo parte en una partida de juego, de naipe provablemente, en que una de las jugadoras era nada menos que la esposa del Alcalde de la ciudad. Dicese que la alcadesa le hizo al bulero una trampa o jarana, como entonces se decía, y el bulero sin reparar en nada le dio un bofetón. Los jugadores se pusierón de pie para castigar al atrevido, quien entonces huyó; pero biendo que eran muchos ya sus perseguidores, creyo librarse entrando al templo de la Merced, a cien metros de la Plaza mayor. Como alli lo acosaron aún fue a colocarse detrás del camarìn de la virgen. Los frailes del convento habian corrido a la puerta del templo a detener a la turba, ofreciendole que ellos le entregarian el peseguido sin necesidad de que profanarán el sagrado lugar, pero fue en vano, la turba penetro resultante y acometió con piedras palos y lo que encontaba al peso, al bulero. Una de las piedras alzadas a éste dio a la frente a la Virgen de Mercedes, haciendole una endidura por fin lograrón apoderarse el bulero, lo sacaron de arrastrada, lo desaparecierón y “frierónen aceitesu cabeza”.
Los frailes mercedarios, ante tamaño sacrilegio, vistierón el templo de calgadura negra fueron por la calle y las plazas lanzando al pueblo una maldición y regando sal en su trancito declaron reproba asta la quinta generación de la actual e hicierón tocar agania a las carambas de todas las iglesias.
Luego abandonarón la ciudad sacudiendo sus sandalias en señal de de que nada de impureza deseaban llegar consigo, partierón sin rumbo fijo.
A éste siguio una terrible peste que hacía morir ha centenares a los habitantes de gracias, por lo que muchos se apresuraban a emigrar para salvarse.
Una misión de saserdotes que venia para la ciudad, al llegar a comayagua, supo el sacrificio cometido en la patrona de la merced y se detuvo allí. El ayuntamiento envio una comisión a suplicarles que entraran en la ciudad los sacerdotes consistierón en ello, a condición que los cadáveres inhundados después del grave acontecimientos fueran exhumados y quemados en hogueras, luchas a proposito lo que fue admitida la creación se hizo an el altiplanicie de Las Mesas. Parece que los mercedarios volvierón o fueròn sustituidos por otros, pues el convento estaba poblado a fines de aquel siglo, según el historiador Juarros. No se sabia ni después hubo de hacérseles salir conforme al decreto de la asamblea de Estados de 3 de Noviembre de 182, que que declaro exigidas en él las comunidades religiosas en la campaña contra los ingleses, a principios de 1782. el citado escritor dice que se encuentra de aquél muchas excentricidades y que en su partida de defunción aparece que murio en 1784 con la particularidad de que en ella se expresa que hizo cinfesión INTERPRETATIVA, lo que es notable porque se asegura que no murio en Gracias: que se fungio que habia muerto casi la repente, que en el lugar se velo una estatua de cera de castilla, y que se inhumo después solamente; y que, entre tanto, el hubo de ausntarse ocultamente para evitar que, por las ordenes venidas de Madrid se le dedujerán gravisimas responsabilidades en que habia incurrido en el ejercicio de su empleo y se le impusiere más severa pena que no se temia que no se fuera otro que la muerte. Machado logro llegar a la costa Norte y pasar de allí a Jamaica, an donde permanecio el culto y fallecio. Se dice que a principios del siglo XIX, fallecio en Omoa el esclavo que acompaño a Machado.en su fuga.
 
Este es otro párrafo que puedes editar del mismo modo.
Escríbeme
Me interesa tu opinión